• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • youtube

1.- Buena Fe.

Actuaremos siempre de buena fe y en defensa de los intereses de nuestros clientes, guardando fidelidad a los mismos, pero tratando de manera justa a todas las partes de una transacción.

2.- Veracidad.

Siempre daremos información real y veraz en nuestra publicidad y presentaciones, y en modo alguno equivocaremos ni crearemos confusión al público.

No equivocaremos, ni crearemos confusión a un comprador, vendedor, profesional inmobiliario o cualquiera otra de las partes de una transacción, ni usaremos ningún procedimiento fraudulento o engañoso en el ejercicio de nuestro trabajo.

Evitaremos la exageración, el falseamiento o la tergiversación de hechos relevantes relativos a una propiedad o transacción.

3.- Obligaciones con los clientes.

No actuaremos sin encargo previo de nuestros clientes y siempre actuaremos de acuerdo con la legislación vigente.

4.- Igualdad.

No dejaremos de dar un servicio profesional a ninguna persona por motivos raza, sexo, religión, opinión o cualquiera otra condición o circunstancia personal o social.

5.- Calidad.

Proporcionaremos como mínimo el nivel de servicio comúnmente esperado por el público en su trato con un profesional inmobiliario. Nunca aconsejaremos sobre asuntos que estén más allá de nuestra experiencia profesional.

Recomendaremos a nuestros clientes que reciban consejo legal cuando la defensa de sus intereses así lo requiera.

6.- Lealtad.

No recomendaremos o sugeriremos a un cliente el uso de los servicios de otra organización o compañía en la que tengamos intereses financieros, sin revelar este hecho en el momento de tal recomendación o sugerencia.

7.- Autocontratación.

No adquiriremos una participación ni compraremos para nosotros o para algún miembro de nuestra familia, sociedad o cualquier entidad en la que tengamos un interés directo, una propiedad captada por nosotros mismos, o sin dar a conocer claramente esta situación al vendedor y sin contar con su autorización, respetando en todo momento un precio justo de dicha propiedad.

Igualmente, en la venta de un inmueble de nuestra propiedad o en el que tengamos intereses creados, revelaremos tales hechos al comprador.

8.- Ofertas.

Hasta el cierre de una transacción remitiremos todas las ofertas de compra a los vendedores tan pronto como nos sea posible y de forma objetiva e imparcial.

9.- Documentación de operaciones.

Siempre que nos sea posible, nos aseguraremos que todas las obligaciones monetarias o financieras, y todos los compromisos con respecto a las transacciones inmobiliarias se realicen por escrito, manifestando el acuerdo exacto entre las partes.

En el momento en que cualquiera de las partes de la transacción firma o vise cualquier documento, nos aseguraremos que tal parte reciba una copia del documento firmado o visado.

10.- Fijación de honorarios.

Informaremos a nuestros clientes de nuestros honorarios por la gestión que realizamos y nuestro importe será equitativo.

No aceptaremos renumeración por más de una de las partes en la transacción sin el total conocimiento de todas las partes.

En nuestra política de transparencia de precios cobramos unos honorarios por nuestros servicios, por eso nunca elevaremos artificialmente el precio de un inmueble para ocultar los honorarios por dichos servicios.

11.- Recepción de cantidades.

Siempre expediremos un recibo o justificante por las cantidades que percibamos, y expresaremos en el mismo todas las circunstancias que motiven la percepción de las mismas.

Custodiaremos las mismas con la mayor diligencia.

Todas las cantidades que percibamos de nuestros clientes, entregadas con provisionalidad y destinadas a garantizar la consecución de cualquier operación de intermediación, las ingresaremos en una cuenta bancaria, cuyo único fin será el recoger el dinero entregado en el concepto anteriormente citado, donde permanecerá hasta el buen fin o la finalización de la operación en que hayamos intervenido.