• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • youtube

Cómo sacar el máximo provecho de un piso pequeño

Hoy en día no es extraño encontrar pisos de un solo espacio y, en algunos casos, de apenas 40 metros cuadrados. Suelen ser modernos y atrayentes, sin embargo, el problema empieza cuando hay que amueblarlos y vivir cómodamente en ellos.

Si es tu caso y has encontrado un piso en Castelldefels que te gusta pero dudas por el tamaño, Api.cat da algunos consejos para sacar el máximo provecho de un piso pequeño.

Menos es más: en poco espacio no es recomendable tener cosas innecesarias.

Piensa bien qué muebles vas a necesitar y para qué y compra solo aquello que te haga falta y sea adecuado.

Utiliza colores claros y luminosos: aunque el colorido pueda ser muy atractivo, en un piso pequeño mejor jugar con blancos o tonos claros. Dan más sensación de espacio.

Fuera puertas: las cocinas integradas en el salón-comedor están muy de moda y, en espacios pequeños, resultan prácticas. Coloca un buen extractor para evitar humos y olores y quita puertas que solo ocuparán espacio. Si la idea no te convence, piensa en puertas correderas o transparentes.

 

Apuesta por muebles funcionales o multifuncionales: los hay de todos los estilos y precios. Lo importante es que no te saquen más sitio del necesario y que, a poder ser, tengan varias utilidades.

Mejor lo ligero: en pisos pequeños, mejor olvidar los muebles robustos o las cortinas pesadas. Los muebles colgando de techo o paredes, los muebles con patas altas y las telas livianas que dejen pasar la luz te ayudarán a tener mayor sensación de amplitud.

Aprovecha los espacios: los rincones y las verticales de casa pueden ser sitios perfectos para almacenaje. También te puede ser útil colocar estantes encima de las puertas para colocar las cosas que vas a usar poco.

En las paredes, mejor baldas: puedes hacértelas a medida y utilizar desde madera hasta cristal o metal. Sirven igual que las estanterías pero visualmente ocupan menos.

Juega con los espejos: bien colocados, además de adornar, crean sensación de profundidad.

Utiliza la luz: aprovechar la luz natural y jugar con puntos de luz en esquinas, rincones o en el techo ayuda a crear ambientes y puede contribuir a generar mayor sensación de amplitud.

Deja volar la imaginación: te permitirá, por ejemplo, utilizar recursos como un cuadro o un trozo de papel pintado en aquella habitación en que no cabe un bonito cabezal de cama.

Estos son algunos consejos básicos. Si te quedan dudas, siempre puedes preguntarnos.

 

Visto en www.api.cat